La tendencia al alza de los precios de casas y apartamentos se mantiene, aunque estabilizándose a un ritmo más lento, así lo indican los datos del reciente estudio del DANE.

Los precios subieron un 6.71% durante el primer trimestre del año, una disminución de 1.03% en comparación con el mismo trimestre del 2016 donde el alza se registró en 7.74%.

De acuerdo a las declaraciones de los expertos y directivos del gremio las cifras son alentadoras y aunque el ritmo tienda a estabilizarse, mientras el déficit de vivienda exista el sector continuará con una buena dinámica.

Entre las posibles causas del incremento en los precios están el alza en los valores de insumos de construcción y la demanda de tierra, factores que los constructores de Vivienda de Interés Social, que tiene un tope para el incremento de precios estipulado por el Gobierno, sopesan ofreciendo áreas más pequeñas o inmuebles entregados en obra negra.

Al respecto, en entrevista para Portafolio, Sandra Forero, presidenta de la Cámara Colombiana de Construcción, manifestó que pese a la desaceleración de la economía en general, la reducción en las ventas de vivienda de estratos altos y el ajuste en la oferta de vivienda para clase media – baja, la valorización promedio del mercado inmobiliario y de la construcción se mantiene estable.